"No hay duda de que el Señor nos llama a avanzar y a no volver atrás", dijo Wilson.

Poco después de la reunión de la mañana, unos cinco mil jóvenes, incluidos Wilson y su esposa Nancy, abordaron 75 autobuses y realizaron testificación puerta a puerta, invitando a las personas a inscribirse en estudios bíblicos.

Durante el sermón, que fue transmitido en vivo por canales de cable, satelitales y de Internet, Wilson dio especial énfasis a la vida cristiana práctica, incluidos los hábitos de estudiar la Biblia, orar, testificar y leer los escritos de Elena G. de White.

"Algunos miembros tienden a minimizar o aun desechar los consejos del espíritu de profecía", dijo Wilson.

"Creo que el espíritu de profecía es uno de los más grandes dones para el pueblo remanente del tiempo del fin. Que ningún líder, pastor, docente, administrador, o quien sea los aparte de confiar plenamente en el espíritu de profecía, que señala a la Biblia como Palabra autorizada de Dios".

Wilson enfatizó vez tras vez la importancia del compromiso personal con las verdades de las Escrituras y la misión de la iglesia.

"Cada uno de manera individual tiene que trabajar por Cristo para servir a otros", dijo Wilson, que instó a los jóvenes para que colaboren en sus iglesias locales como maestros de Escuela Sabática, visitando a otros miembros y participando de las juntas de iglesia.

Wilson enfatizó los frutos espirituales de la cooperación entre los diversos ministerios, incluido GYC: "Cuando permitimos que el Espíritu Santo nos transforme a semejanza de Cristo, comenzaremos automáticamente a hacer la obra que el Señor nos ha mandado.

De esta manera, el carácter de Cristo será visto en lo que hacemos, no meramente en lo que no hacemos".

Wilson también apeló a los jóvenes para que tomen decisiones morales sólidas: "Es mi oración que los más grandes ejemplos de nuestra fe y estilo de vida que demos al mundo pertenezcan a los jóvenes adventistas".

Wilson invitó a los jóvenes a que se adelantaran para comprometerse a servir a la iglesia, y compartió un motivo especial por el que aguarda la segunda venida de Cristo.

"Quiero más que nunca que Cristo regrese", dijo. "Hace dos semanas y media, perdí a mi padre. Él descansa en el Señor. Como pastor y líder, mi padre creía en los jóvenes de esta iglesia, y yo también creo en ellos. Esta iglesia comenzó con jóvenes, y estos tendrán una función clave en el cumplimiento de la misión".

El mensaje de Wilson recibió respuestas entusiastas. Chevene Simmonds, de Milledgeville, Georgia, dijo que "fue muy bueno que el nuevo presidente de la iglesia mundial les dirigiera la palabra. El Espíritu Santo ha estado presente, y me ha desafiado a hacer mejor las cosas".

Ashley Kanomata, de Lewisberg, Ohio, dijo que el mensaje de Wilson "resultó muy inspirador. Los jóvenes necesitan asumir una parte más activa en la obra de la iglesia".

Y Heather Braman, de Canby, Oregon, expresó: "Creo que el mensaje fue maravilloso. Nunca me sentí tan bendecida". Aprendí que "todos ejercemos una influencia y, si trabajamos juntos, pueden suceder cosas maravillosas".